La electricidad en los negocios de hostelería

Hace pocos meses, estadísticas provenientes del Instituto de Estudios Turísticos (IET), demostraron que España sigue siendo uno de los destinos turísticos más apreciados en el mundo. Dichas estadísticas reflejaron que los visitantes que pasaron por este país europeo durante el primer trimestre de este año, invirtieron más dinero que los turistas que visitaron el país en el mismo período pero del 2014.

Una de las causas de este éxito son las instalaciones hoteleras españolas. Estos sitios cada vez brindan más comodidades y servicios agradables a los clientes, por tanto, si estos retornan cada año para volver a experimentar el confort que ofrecen muchos negocios de hostelería en España.

Estos negocios tienen que contar con muchos recursos materiales para poder brindarle al cliente una atención de lujo. Entre estos recursos están los generadores eléctricos, pues si algo no puede faltar en una instalación hotelera es la electricidad.

 

Luz, aire acondicionado, calefacción, televisores, neveras, ordenadores, teléfonos móviles y tiempo de ocio dependen de la electricidad. Sin embargo, el flujo eléctrico puede verse interrumpido por un accidente, desastre naturales, desperfecto, rotura, atentado o cualquier acontecimiento imprevisto. De ahí que los hoteles deban contar con generadores eléctricos para reponer la corriente eléctrica fallida de inmediato.

Para suerte de los dueños de los hoteles, el mercado ha puesto al alcance de todos los interesados una gran variedad de generadores eléctricos, de ahí que cada cual pueda escoger cuál se adecua más al edificio por su tamaño y la cantidad de equipos electrónicos que posee.

Eso sí, se le recomienda a estos managers que compren generadores de alta potencia, pues abastecer todo un hotel, por muy pequeño que sea el edificio, requiere un equipo capaz de trabajar largas jornadas y sin que esto represente una disminución de la calidad y estabilidad de la producción energética.

También se recomienda que el generador sea de arranque automático. Si falla la energía, con un generador de este tipo no hay por qué preocuparse, pues este comenzará a trabajar automáticamente, de ahí que no tenga que existir ningún encargado para encender el generador cuando se va la luz. Los generadores de arranque automático se encienden y apagan por sí solos.

Los generadores insonorizados es otra de las sugerencias para los managers. Aunque casi siempre los hoteles tienen destinada una habitación solo para el generador, lo mejor es no correr riesgos. Con uno de este tipo nadie se molestará, pues no producen ruidos al trabajar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *