Consejos para una alimentación saludable

Cada vez más estudios demuestran que lo que comemos se refleja en nuestra salud, por lo que es muy importante adquirir los hábitos necesarios para mantener una alimentación saludable.

 

Por una parte, nuestro cuerpo necesita más de 40 nutrientes diferentes que ningún alimento en solitario puede proporcionarnos, por lo que debemos comer todo tipo de alimentos variados: carne, pescado, verduras, lácteos, cereales…

 

Es importante que nuestra dieta se concentre en alimentos ricos en hidratos de carbono como el pan, la pasta, el arroz o  las patatas y otros cereales, ya que más de la mitad de las calorías de nuestra dieta deben provenir de estos alimentos.

 

Sobre el tipo de cocina que se requiere en una alimentación saludable, se debe reducir las frituras sustituyéndolas por la comida asada, a la parrilla, al horno o simplemente hervidos porque de esta manera no concentran tanto aceite ni grasas.

 

Debemos realizar siempre cinco comidas al día, siendo la más importante la del desayuno al proporcionarnos la la energía necesaria para realizar todas nuestras actividades previstas para ese día.

 

Nunca hay que saltarse las comidas, sobre todo el desayuno, porque provoca una sensación de hambre descontrolada y cuando por fin comemos lo hacemos desmesuradamente.

 

Por otra parte, hay que beber muchos líquidos, se recomiendo al menos 1,5 litros de líquidos si no realizamos actividad física, en caso contrario la cantidad debe ser superior, al igual que si hace calor para evitar la deshidratación.  Si no nos gusta el agua, podemos optar por zumos, los refrescos, el té, el café, la leche, etc.

 

Pero, para mantener una alimentación saludable, no sólo debemos controlar qué alimentos comemos y cómo los ingerimos, sino también debemos realizar ejercicio regularmente para controlar nuestro peso y cuidar nuestro cuerpo.

 

Si no nos interesa el deporte, es recomendable aunque sea bajar y subir escaleras en vez del ascensor o pasear después de comer para activar el sistema circulatorio y cuidar nuestros músculos.

 

Siguiendo estos consejos, conseguiremos mejorar nuestra salud considerablemente.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *